miércoles, 25 de junio de 2014

Se acaba junio...empieza el estío


El trinar de los pájaros en las ramas de luz de la camelia.
Perderse en un aforismo que despeina al desayunar.
Leer. Anotar.
Pasear sin rumbo entre mermeladas de calabaza y melón.
Asomar la nariz bajo el sombrero al mediodía y terminar arrepintiéndose para dormitar una siesta.
Disfrutar de los minutos
cual gajos de mandarina fresca.
Deleitarse en el beso y el abrazo, aún más.







Lentitud.
Saborear.
Pereza de trabajar.
Época de reencuentros y visitas ansiadas.
Amor, corazón, algas y sal.
Labios con hierba.
Ojos deslumbrados por el sol de agosto.
Sentados bajo la luna el tiempo no pasa.
Nos acuna, nos cuida.




No hay comentarios:

Publicar un comentario