domingo, 27 de octubre de 2013

Poema para un domingo que ya es de noche, y escuchamos soplar juntos el viento S



Del libro:Todas las mentiras que te debo, de F. Sarría.

Subete al Corvette negro del 64.


Sube al Corvette negro del 64
y crucemos bajo la noche la larga avenida del verano,
tenemos el poder de hacer de este día
a través del desierto un nuevo milagro.
Ven y deja que el tiempo sea secundario,
abrazados sobre el suelo veremos el cielo demoledor,
la caída intrascendente de otros mundos pequeños
iluminándonos desde tan lejos
como luciérnagas del Universo.
Bésame despacio, sí,
hazlo como saben tus labios demorarse en mí
y rebuscar entre lo oscuro,
en lo denso, allí donde se acumulan los murmullos
y son derribados todos los silencios.
Bésame ahora, cuando todavía me duele.
Cada vez va ser más difícil olvidarte.



Ante el miedo, cambio


Una camiseta en un escaparate.
Una idea escrita en una frase.
Un canto a la rebelión.
Un canto a la esperanza.
Un paso hacia adelante ante el miedo reinante.
Cambiemos para crecer.

Momentos, miradas, retratos...




El momento capturado. La mirada que ya no es, ya fue. El instante mágico capturado.
El interior a través de la imagen exterior. El color o su ausencia. La captura del segundo detenido que guarda una vida entera. Un fragmento de un momento alegre, un pensar en algo o alguien, un descanso o un posado...La magia de la fotografía. 

Vivir y no es poco


El despertar de los sentidos. Creerse capaz. Avanzar para conocerse y descubrirse.


Celebrando la vida. Vivir es convivir.


La Nobel de Literatura que escribía mientras sus hijas dormían la siesta. La cuentista. La viuda de librero y de geógrafo. La escritora del Canada. Ese país tan interesante.


Los colores de la alegría. La magia de la luz.


Un otoño que parece que no quiere llegar.

Nunca se deja de aprender ( para S y T. Ella, joven y con tanto por aprender, y que nunca para de trabajar ni de sonreír. Él, con quatre-vingts sigue lúcido y ansioso de saber)


Un ejemplo de tener ganas de vivir. De que jamas se puede parar la curiosidad.
Amar el objeto de aprendizaje. Soñar con saber cada instante un poco más.
Aprender, mirar, para comprenderse.

Lui que quatre-vingts toujours anxieux de savoir


Se termina octubre (para Jose Maria con mi cariño)

La Libertad, más que nunca. Para la libertad...


Compartiendo y celebrando el trabajo bien realizado. La pasión de la música.


Somos una hormiga diminuta, buscando otras hormigas en el camino común 
que nos dura unos instantes. Caminos compartidos.


El juego de la infancia. El juego necesario. La libertad de jugar y construirse junto a otros.


Los libreros. Los bibliófilos. Los clubs de lectura. Las madres lectoras. Los escritores. Los bibliotecarios y bibliotecarias. Los cuenta-cuentos. Los que quisiéramos leer eternamente...Los poetas.

Battiato (va por Josemi)


Unas "viejas nuevas" maravillas de Battiato. Dos temas que no paro de escuchar en mi cabeza.


De todo como en botica...


Millones de letras. De libros. De sueños. De sentimientos. 
Todo cabe en una sola página de un libro.
Tras leer, somo otros. 


Antonio Muñoz Molina en defensa de los maestros de la escuela pública. 
En contra de esta locura de precariedad.


Una joya. Un libro olvidado. Chiquito. De Bernardo Atxaga y sus vascos pastores de Idaho.


La alegría de vivir. La infancia alargada como un chicle. La despreocupación y la amistad.


La "rueda americana" en la época de la caza de brujas. Una niñería al lado de esta época de espionaje de altos y bajos vuelos. Teléfonos pinchados. Email capturados. Cámaras de vídeo por todas partes.
Orwell se quedó corto. Por desgracia nos controlan en todo momento. Fueron metiendo en nuestras vidas las cámaras por nuestra seguridad y no paran...


El dinero entra a chorros- dijo el banquero Botín...
La precariedad es una nueva clase social en expansión.
Trabaje por cincuenta euros y pague usted su propia seguridad social...si puede.
La mentira encubierta de eufemismos.
Los Estados quitando al pueblo para pagarle a los Mercados especuladores.
Me suena a Robin Hood el del Bosque de Sherwood .


La partida es entre nosotros y ellos.
Antes, en la imagen son Harper Lee y  Gregory Peck.
En el día de hoy son nuestros derechos elementales y sus recortes de todo tipo.


Escuela


El Roto como siempre dando en el clavo.
La escuela como domesticadora de almas.
Manteniendo el orden establecido.
Apaciguando a las ovejas negras.
Un sueño: otra escuela que cambiase tantas cosas...
Una escuela lectora, crítica, artística, libre, autónoma...
¿es tanto pedir?