domingo, 30 de diciembre de 2012

Poemas: Emily Dickinson

"Si tengo la sensación física de que me levantan la tapa de los sesos, sé que eso es poesía"

Emily Dickinson (1830-1886).Poetisa con mayúsculas. Encerrada. Vestida de blanco. Incomprendida. Apenas publicó en vida un puñado de nueve ramilletes de palabras, igual que Kafka. Vivió en la Nueva Inglaterra previa a la gran guerra de Secesión. Presionada desde la rigidez puritana. De débil salud. Interesada por la ciencia. Dueña de su perro "Carlo". Después de la muerte de la poetisa, su hermana Vinnie descubrió ocultos en su habitación 40 volúmenes encuadernados a mano, que contenían la parte sustancial de la obra de Emily, unos 900 poemas. Intensa, culta, humorística  religiosa, con influencias de los poetas ingleses...No sabría como denominar sus escritos.



En los momentos calmos es el alma
la que alcanza un aliento sorprendente:
la anchura de la vida, antes de ser
esparcida sin nada en que ocuparse.
Así es como te pide actividad,
igual que las insignias que se pone
o la labor más simple que hace un niño
para ayudar a sus ociosas manos.
Emily Dickinson
(tr. Lorenzo Oliván)



Se vende



Los pueblos olvidan su Historia, si alguna vez la supieron. Pues muchas veces la Historia se contaba sin tener en cuenta, las ensoñaciones, los anhelos, los sufrimientos, las realidades de la gente corriente: aquello que comían, como vestían, sus enfermedades y sus pequeñas grandezas.

Las masas cada vez mas conducidas por la T.V. por eso son masas y no pueblos.

La gente no sabe que sabe. Pero sabe más de lo que cree. Es más sencillo hacerla creer que no sirve para pensar, a debatir intelectualmente.

Ante la disyuntiva de pensar, analizar, argumentar y reflexionar (que da dolor de cabeza) y la fácil demagogia hueca y vacía, pero chillona, los políticos de los últimos años, sometidos a los mercados, optan por la opción mas fácil: demagogia.

En la reciente Historia de este País se embauca, se engaña, se engatusa
primero en la transición, allá por 1977, y luego se firma esa carta de Maastricht
en la que se dicen entre otras cosas: 
  • Los Bancos Centrales ya no pueden prestar dinero a los Gobiernos de sus países. Se lo pedirán a la Banca Privada. Y a que intereses!!!!!!!!!!!!!
  • Se mantienen los paraísos fiscales
  • La Agencia Europea de Armamento obliga a los firmantes a comprar armamento.


Luego llega la reforma vergonzante de la Constitución Española,  donde a partir de la fecha es mas importante pagar deuda, que pagar a las personas.

Aquí ya hay hambre. Alrededor nuestro hay miseria y a la vez derroche.

Ya está agotado este sistema de corrupciones, enriquecimientos de unos pocos, mentiras y venta de todo aquello que era de todos: Educación, Sanidad, Lineas de tren, Aerolineas, Tabacalera, Correos,....Desmantelado el sistema público, solamente nos queda unirnos todos los que somos afectados, es decir la mayoría y optar por la desobediencia civil ante

la subida del I.V.A indiscriminada
la bajada de sueldos generalizada  y eliminación de pagas extraordinarias
el pago de recetas médicas
la desantencion a: enfermos crónicos, a niños con necesidades educativas,
a personas  en estado de dependencia.
la inseguridad en el trabajo bajo el lema: "trabajen mas y cobren menos"
la perdida de derechos de jubilación...
la exterminación de la cultura


Ya basta de impuestos desiguales que siempre pagamos los mismos.

Vamos a pensar nosotros como salir de esta, sin contar con ellos.
De ellos ya nada bueno se espera.

Vamos a crecer, repartir y a crear empleo.
Seamos mayoría consciente. 

Que se vayan con el mal teatro a otra parte.
No los necesitamos.

¿Pá que?
Ya basta de ser un país de camareros y entretenedores del resto de Europa.
Ya está bien.


sábado, 22 de diciembre de 2012

Los mejores deseos para el 2013


Los bárbaros que no llegarán



Esperando a los bárbaros - por Konstantinos Kavafis

¿Qué esperamos agrupados en la plaza?

Hoy llegan los bárbaros.

¿Por qué inactivo está el Senado
e inmóviles los senadores no legislan?

Porque hoy llegan los bárbaros.

¿Qué leyes votarán los senadores?

Cuando los bárbaros lleguen darán la ley.

¿Por qué nuestro emperador dejó su lecho al alba,
y en la puerta mayor espera ahora sentado
en su alto trono, coronado y solemne?

Porque hoy llegan los bárbaros.
Nuestro emperador aguarda para recibir
a su jefe. Al que hará entrega
de un largo pergamino. En él
escritas hay muchas dignidades y títulos.

¿Por qué nuestros dos cónsules y los pretores visten
sus rojas togas, de finos brocados;
y lucen brazaletes de amatistas,
y refulgentes anillos de esmeraldas espléndidas?
¿Por qué ostentan bastones maravillosamente cincelados
en oro y plata, signos de su poder?

Porque hoy llegan los bárbaros;
y todas esas cosas deslumbran a los bárbaros.

¿Por qué no acuden como siempre nuestros ilustres oradores
a brindarnos el chorro feliz de su elocuencia?

Porque hoy llegan los bárbaros
que odian la retórica y los largos discursos.

¿Por qué de pronto esa inquietud
y movimiento? (Cuánta gravedad en los rostros.)
¿Por qué vacía la multitud calles y plazas,
y sombría regresa a sus moradas?

Porque la noche cae y no llegan los bárbaros.
Y gente venida desde la frontera
afirma que ya no hay bárbaros.

¿Y qué será ahora de nosotros sin bárbaros?
Quizá ellos fueran una solución después de todo.


Konstantinos Kavafis (1863-1933), poeta griego.



Los sueños de los bárbaros, aun expulsados, aniquilados o alejados a los territorios más inhóspitos siguen causando inquietud entre los señores del poder. Se les desacreditó, y ellos siguieron su senda, su vivir humano, organizando la vida para que vivir fuera algo más que una tarjeta de crédito y un verbo pasivo. Vivir era sin duda para ellos el vivir siendo y buscando el consuelo de con los semejantes y también el de la Naturaleza. 

Lo único que permanece es el cambio




Ya se termina el año de las nuevas oportunidades.
Termina el año y pongo algunas imágenes que describen lo que observo a mi alrededor.
Momentos y argumentos suficientes para comenzar a vivir 
a relacionarnos, a expresarnos y a escucharnos;
a darle valor a otras ideas
busquemos esperanzas en una nueva era con otras éticas
Pidamos un mundo mas espiritual y mas amable
con un nuevo sentido
con ilusiones 
y dándole peso a la palabra a la voz y al verbo y a los silencios
para construir un futuro común.
Demos valor a nuestros corazones. A nuestras almas.
Paz

The sessions: historias de un inteligente seductor


Mark O'Brien (31 julio 1949 - 4 julio 1999) fue un estudiante en Berkeley, periodista, poeta y vitalista que vive en un pulmón de acero varias horas al día desde que enfermó de poliomielitis en su infancia. Las sesiones (2012), es un film  que habita lejos del folletín y que cuenta sus últimos años.  Sostenido por un plantel de actores solventes y metidos en una piel que puede hacer caer en el exceso. 

Habla del sexo con naturalidad. Como algo positivo y hermoso. Habla de la intimidad entre un hombre que descubre a sus treinta y tantos años la magia del cuerpo femenino, la dulzura y el enamoramiento. Descubre la corporeidad y la magia de la complicidad mas perfecta.

O'Brien encarnaba en la vida real, el humor caustico, la poética y el optimismo. En la película el actor John Hawks desde una mente lucida en un cuerpo limitado, nos envuelve en emociones que nos alcanzan con facilidad. Solo puede usar su mirada, lenguaje facial y voz, y le bastan. Creyente de la religión católica, amante del béisbol e inteligente. 

Cheryl Cohen Greene  es interpretada por Helen Hunt a la que hacía años no veía en la gran pantalla, rebosa sensualidad, madurez y temple.  Helena Hunt se mete en un complejo personaje que tiene que mostrar y guardar sus sentimientos mostrando su cuerpo de manera desinhibida.

El único personaje no real en la biografia de O'Brien, es el poco convencional sacerdote católico Padre Brendan (William H. Macy) al que comenta: que "mi pene me habla, Padre",completan junto a todos los actores y actrices secundarios un perfecto cuento coral de alguien que solamente quiere vivir con alegría y naturalidad sus últimos años de vida.



Humor, naturalidad, sinceridad, cariño. Pocos personajes muy bien dibujados.
Diálogos de los que no pierdes palabra.
Nada que ver con "Mi pie izquierdo" o con "La escafandra y la mariposa"
Aquí la religión, el sexo, la vida y el humor están en sus dosis perfectas.
Hablando sin tabúes de rémoras religiosas, miedos y angustias.





"Estoy buscando una mujer inteligente, sabe leer y escribir para el compañerismo y, tal vez, el juego sexual que soy, como. ves, completamente paralizado, por lo que no habrá paseos por la playa." Así se anunciaba en su Web O'Brien para encontrar con quien perder su virginidad. Un asunto que si no se trata bien en la película  no se sostendría ni quince minutos. Y se sostiene gracias a ese humor, a esos sentimientos de ternura que trasmiten sus diálogos  a ese juego de espejos y dureza que equilibra para no caer en la ñoñeria o la comedia de burdo fondo. Respeto por el personaje. Y valentía, que es lo que trasmite la película cada minuto y medio.





domingo, 9 de diciembre de 2012

Tiendas del barrio


Paseamos por la ciudades y en todas, al Sur. al Norte de Europa, el paisaje es igualmente desolador. Solamente grandes superficies. Las mismas franquicias. Horarios descerebrados. Exageradamente largos. La misma ropa. Las mismas siglas. Todos uniformados.


Las tiendas de barrio, con su encanto y el esmero que genera el sueño eterno de ser propietario de tu tienda: las papelerías, los ultramarinos, las fruterías  las mercerías  las librerías  las ferreterías han ido cerrando. Desapareciendo. Especie en extinción en esta capitalista  manera de favorecer a los grandes empresarios, olvidando al pequeño negocio. A ese que tenemos cada mañana bajo nuestra casa. Al amigo dependiente que sabe lo que vende. Al panadero, al pescadero de toda la vida.


Apoyemos al comercio de la zona. O acabará cediendo y dejando el local a alguna compañía de telefonía móvil. O será un local vacío como los miles que hay...
Apoyemos horarios que permitan la vida social y familiar. Nada de comprar a las nueve de la noche en días de fiesta. 
Apoyemos los productos locales. Lo artesanal.  Nacido del cariño de lo realizado con ese plus de calidez, de mimo, de arte. Nacido desde el corazón de quien lo realiza y lo vende con toda su alma envolviéndolo.


Ultimas noticias del Sur

Libro homérico, de gentes y paisaje. De dos amigos, uno con la Polaroid para romper el hielo y fotografías en blanco y negro para ilustrar el libro, y otro con cuaderno y conversación. 
Las fotografías de Mordzinski, tomadas con una Leica M6, una Canon F1 y la Polaroid, lo que él llama "el armamento convencional", encajan como un puzle con las palabras de Sepúlveda.

Una región. Sin prisas. Haciendo camino. 

Tomando unos tragos de mate en Paris, el chileno Luis Sepulveda (Ovalle, Chile, 1949) y Daniel Mordzinski ( Buenos Aires, 1960) soñaron este viaje que luego ha sido libro. Viaje al fin del mundo, sin billete de vuelta. Mirando y encontrando las historias. 


En la ruta de las vidas diarias. Aventura por el sur casi olvidado de la Patagonia, un itinerario que empezó en San Carlos de Bariloche y terminó en Porvenir.
Viajaron en avión, en barco o en tren, pero también en coche. Dicho automóvil era un viejo Peugeot descapotable que el dueño de un concesionario, y entusiasta de la literatura, les prestó con una única condición. “Devuélvamenlo bien viajado”, les pidió este peculiar patrocinador.
No es un libro de viajes, es un libro de vidas. Escrito como se vivió: con pasión. 


De Sepúlveda siempre recuerdo el libro Patagonia Express. Escrito de peripecias, recuerdos de infancia, conversaciones con su abuelo, mezclando la pasión de viajar, los aviones, historias escuchadas, personajes irrepetibles, dictadores y cárceles, dolores de tortura y  en momentos apropiado las carcajadas necesarias.
Del fotógrafo argentino siempre que oigo su nombre, surge un clic en mi memoria: retratos de escritores.



sábado, 8 de diciembre de 2012

Ángel González, poeta



Me basta así

Si yo fuera Dios
y tuviese el secreto,
haría
un ser exacto a ti; 
lo probaría
(a la manera de los panaderos
cuando prueban el pan, es decir:
con la boca),
y si ese sabor fuese
igual al tuyo, o sea
tu mismo olor, y tu manera
de sonreír,
y de guardar silencio,
y de estrechar mi mano estrictamente,
y de besarnos sin hacernos daño
-de esto sí estoy seguro: pongo
tanta atención cuando te beso;
entonces,
si yo fuese Dios,
podría repetirte y repetirte,
siempre la misma y siempre diferente,
sin cansarme jamás del juego idéntico,
sin desdeñar tampoco la que fuiste
por la que ibas a ser dentro de nada;
ya no sé si me explico, pero quiero
aclarar que si yo fuese
Dios, haría
lo posible por ser Ángel González
para quererte tal como te quiero,
para aguardar con calma
a que te crees tú misma cada día,
a que sorprendas todas las mañanas
la luz recién nacida con tu propia 
luz, y corras
la cortina impalpable que separa
el sueño de la vida,
resucitándome con tu palabra,
Lázaro alegre,
yo,
mojado todavía
de sombras y pereza,
sorprendido y absorto
en la contemplación de todo aquello
que, en unión de mí mismo,
recuperas y salvas, mueves, dejas
abandonado cuando  -luego-  callas...
(Escucho tu silencio.
Oigo
constelaciones: existes.
Creo en ti.
Eres.
Me basta.


Sueños y realidades





Unense aquí la visión de la Naturaleza.Somos Naturaleza y se nos olvida. Y así nos va. Esa imagen de la ingeniería de la piedra anclada en la tierra. Del sol y el aire hablando con la roca, acariciándola, empapándola de lluvia o de húmeda niebla. Resecándola con un sol de la estepa castellana. 
Los placeres de pasear entre colores de otoño. Tiempo para leer. Para rumiar ideas. Para repensar y comentarlas con otros. Para concluirlas escribiéndolas en un cuaderno. Escuchándonos y tomando conciencia y partido de la que nos están echando encima. 
Cuando niños, libres de todas responsabilidades de adulto, soñábamos mundos, historias, personajes. Soñábamos bajo las sábanas, leyendo a Verne, o tras ver una película de aventuras en la televisión o en el la sala de un cine de domingo. Soñábamos con un mundo mas habitable, sin muchos problemas, ajenos a miedos. Vivíamos algunos instantes confortables, ficticios, mullidos y calentitos. 
Pero tras muchos años de estudios, desengaños, fracasos, proezas, amores, intentonas, sueldos de principiante, llegamos a un episodio del libro que no esperábamos:el fin de la esperanza por vivir. Quieren que nos rindamos, que nos cansemos de vivir, que renunciemos a argumentar, a pensar, a reivindicar, a soñar como cuando niños.


Nos quieren conformistas, desmemoriados y tristes.
Nos imaginan solitarios, ofuscados, desarraigados, rotos.
Y nosotros, los que leímos y releemos a Verne, a Stevenson, a Scott, no podemos imaginarnos destrozados y perdidos entre los abedules del bosque de Sherwood. 
Pero vamos a seguir buscando la belleza.

Txingurri

El "txingurri"  abajo a la izquierda.
Parecen la banda de los hermanos Malasombra

Extremeño, de La Vera, vasco de adopción. El "txingurri" Valverde,(1964 Viandar de la Vera) es, fue y será un futbolista, entrenador y fotógrafo fuera de la norma. Futbolista menudo, frágil entre leones, de ahí su apodo: hormiguita en euskera. Recuerdo hace muchos años, ver alguna foto suya cuando era futbolista. Algún autorretrato, y siempre en blanco y negro. Me recuerdan a esos otros intrusos en el fútbol  que escapaban de los conceptos de la raza, el patadón y tente tieso...Hablo de Juanma Lillo cuando entrenaba a la Unión y logró que jugara con orden, haciendo de los futbolistas un equipo, con conceptos visionarios que luego puliera y desarrollara Pep Guardiola en el F.C. Barcelona. Recuerdo a jugadores bota de oro, comprados a precio de alpargata, que no encajaban en ese correr detrás del balón, sin pausa ni concierto. Poetas de eso que se llama fútbol.


En sus capturas mezcla la dureza de la luz en gris, con la delicadeza de su alma. Trae en sus fotos la luz de la Grecia de hinchas coléricos, y de un país hundido. Técnica y rapidez de mirada. Retratos, paisajes, campos de juego desiertos, porterías sin cancerberos, pizarras de entrenador obsoletas tras la final de algún partido que era importante. 

Medio tiempo esta editado por La Fabrica y fue presentado por Bernardo Atxaga este verano.


martes, 4 de diciembre de 2012

Retratos sin máscaras.

El bosque. Miedos. Noche. Ruidos. Refugio. Naturaleza.
Ventanas para mirar, para contemplarse, para enmarcar, para cerrar, abrir o entrever.
Agustín siempre desestabilizando. Why?
Leguineche un resistente. Periodismo del de antes.

En blanco y negro. Somos lo que somos. Aun sin color. Sin nada. Somos si hay alguien.


La tienda de barrio. El amigo tras el mostrador. La confianza. La cercanía. Lo local. La calidez.
Deseo. Amistad. Descanso. Punto y seguido. Alivio. 

Pasqual, en busca del tiempo perdido

Termino de ver el excelente y emocionante documental: Bicicleta, Cullera, Poma. La enfermedad de Alzehimer en la persona de un personaje publico. No un cualquiera, que escribiera Herman Hesse. En la carismática figura  y peculiar del ex-Alcalde de Barcelona y ex-president de la Generalitat Catalana: Pasqual Maragall i Mira, 1941.
El film comienza en octubre de 2007, cuando tras varias pruebas medicas se confirma el diagnostico: Alzheimer la enfermedad de los desmemoriados. La que ataca la parte del cerebro que contiene y procesa los recuerdos. La que contiene  nuestra vida entera, y no puede ser extirpada, trasplantada o ignorada. 

Diana Garrigosa, esposa de Pasqual bailando juntos en su casa
Desde el momento en que hace pública su dolencia, su único empeño es luchar para vencer. Luchar contra la enfermedad, por él, por su familia, y por todos los enfermos y sus familiares. Una carrera de fondo, con un nombre http://www.fpmaragall.org. Una fundación para investigar, recibir donaciones, experimentar, y proporcionar soluciones a los enfermos en el menor tiempo posible.
El carácter luchador, sus viajes, vivencias familiares, sus apariciones públicas,  dan una visión humana y poliédrica de que ocurre cuando uno ya no es conocido por aquellos que le rodean.  Cuando Pasqual se fotografía por las mañanas al afeitarse para reconocerse mejor. 

Con el avance de la enfermedad su comportamiento se desinhibe socialmente, se vuelve políticamente incorrecto, recuerda constantemente su pasión por la música, y cual magdalena de Proust, sus recuerdos brotan de manera casi mágica, involuntaria,  al retornar a su antiguo apartamento Norteamericano, de cuando fue estudiante en Nueva York. Los afectos y el pasado mezclados con la borrachera de disfrutar cada instante. Imborrables.


La epidemia de éste siglo,que galopa a sus anchas entre crisis de valores y buitres de corbata. Recortes en sanidad publica, en investigación o en educación. Se recorta, pero se rescatan bancos. Se olvidan las almas.


La poética de la vida diaria, la banda sonora que el propio nieto de poeta escucha y comparte con los oyentes, su socarrón humor,  y esa grandísima humanidad de los que le rodean, son suficientes motivos para no dejar de ver este trozo de dos años de vida, emergiendo en la pantalla. Dos años de lucha, de ilusiones, de olvidos, de humores y enfados y de ganas de vivir.

Amor con mayúsculas





Mario Orlando Hardy Hamlet Brenno Benedetti Farrugia (Paso de los Toros, Uruguay, 14 de septiembre de 1920 – Montevideo, Uruguay, 17 de mayo de 2009)

Amor de tarde

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cuatro
y acabo la planilla y pienso diez minutos
y estiro las piernas como todas las tardes
y hago así con los hombros para aflojar la espalda
y me doblo los dedos y les saco mentiras.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cinco
y soy una manija que calcula intereses
o dos manos que saltan sobre cuarenta teclas
o un oído que escucha como ladra el teléfono
o un tipo que hace números y les saca verdades.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las seis.
Podrías acercarte de sorpresa
y decirme "¿Qué tal?" y quedaríamos
yo con la mancha roja de tus labios
tú con el tizne azul de mi carbónico.




No te rindas

No te rindas, aún estás a tiempo 
De alcanzar y comenzar de nuevo, 
Aceptar tus sombras, 
Enterrar tus miedos, 
Liberar el lastre, 
Retomar el vuelo. 
No te rindas que la vida es eso, 
Continuar el viaje, 
Perseguir tus sueños, 
Destrabar el tiempo, 
Correr los escombros, 
Y destapar el cielo. 
No te rindas, por favor no cedas, 
Aunque el frío queme, 
Aunque el miedo muerda, 
Aunque el sol se esconda, 
Y se calle el viento, 
Aún hay fuego en tu alma 
Aún hay vida en tus sueños. 
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo 
Porque lo has querido y porque te quiero 
Porque existe el vino y el amor, es cierto. 
Porque no hay heridas que no cure el tiempo. 
Abrir las puertas, 
Quitar los cerrojos, 
Abandonar las murallas que te protegieron, 
Vivir la vida y aceptar el reto, 
Recuperar la risa, 
Ensayar un canto, 
Bajar la guardia y extender las manos 
Desplegar las alas 
E intentar de nuevo, 
Celebrar la vida y retomar los cielos. 
No te rindas, por favor no cedas, 
Aunque el frío queme, 
Aunque el miedo muerda, 
Aunque el sol se ponga y se calle el viento, 
Aún hay fuego en tu alma, 
Aún hay vida en tus sueños 
Porque cada día es un comienzo nuevo, 
Porque esta es la hora y el mejor momento. 
Porque no estás solo, porque yo te quiero. 





domingo, 25 de noviembre de 2012

El tiempo es vida

Green Velvet Daniel F. Gerhartz.
"El tiempo no es oro; el oro no vale nada. El tiempo es vida."
José Luis Sampedro


Cine y cocina: guiso francés en Jutlandia



El festín de Babette, adaptación cinematográfica del cuento del mismo título de la escritora de más seudónimos literarios y no literarios, hasta donde conozco : Karen Christenze Dinesen, cumple 25 años.

En muchas salas de cine, de las que aún resisten en algunas ciudades, se proyecta una copia restaurada de esa delicia de película del director Gabriel Axel, que describió de manera poética y fiel a la atmósfera de ese pueblo de la costa oeste de Jutlandia, que tan bien construye en su relato la escritora danesa.

La conjugación de lenguas: francesa y danesa. La comida como placer terrenal. El mimo y esmero que emplea la chef Babette para dar de cenar a sus vecinos comensales. Las caras de asombro ante las viandas guisadas, que tanto contrastan con esa austera dieta diaria de sopas de pan y cerveza y pescado seco,  tan monótona como la luz apagada de los días grises del largo invierno del norte de Europa.

Perlitas inolvidables: Personajes que emocionan: las dos hermanas, cercanas a las tías de "Arsenico por compasión": en una palabra: adorables. El General del Ejercito Lorens Lowenhielm con sus magistral y humilde aparición  en la cena. 
Y un gusto para la vista. Con fotografía y encuadres de artista de la mejor escuela de los pintores de la luz.
Los aromas de la cocina de Babette, se cruzan por la costa, con las frases y miradas de los enormes personajes, tan  entrañables y profundos. 


La autora del relato, es dueña de una vida azarosa primero en su Dinamarca natal, después en la Kenia Africana de la Iª de las Guerras Mundiales. Mitad bohemia, mitad aristócrata, aventurera, sifilítica, arruinada y renacida de las ruinas de sus negocios, cuentista admirada por Ernest Hemingway, o por Updike, entre otros y firme aspirante al Nobel de Literatura poco antes de morir. Narradora de hipnóticas pero sencillas y verosímiles tramas, llenas de fuerza y poéticas pinceladas. Cercana a la oralidad, y de descripciones que trasladan a quienes la leen.

Tras haber disfrutado de la lectura de sus cuentos, y de la narración de su vida en ese semblante que hace de manera breve pero certera Benjamín Prado en Los nombres de Antígona (Aguilar) ,complementamos la lectura con el aroma a buen cine de esta gran película. 
El poder de una buena comida, al abrigo de la lumbre, en una noche de invierno,en grata compañía inevitablemente acaba provocando una conversación lenta e íntima y de calado, rebozando el alma de vinos, y carne, frutas y sopas con ese sabor a caldo hervido a fuego lento, como la vida larga y reposada de los ancianos y ancianas. 
Secundarios no somos nadie, ni protagonistas tampoco. Tan solo somos necesarios para la obra teatral que es vivir.

Buen apetito!!!!!




A riesgo de ser larga la lectura incluyo los manjares de la cena:


Menú del festín francés que ofrece la ex chef del Café Anglais con sus respectivas bebidas:

Comienza el banquete con caldo de tortuga y un excelente vino amontillado. 

Blinis Demidoff con el mejor caviar; Champagna, VeuveClicquot, cosecha 1860. 

Caills en Sarcophage, codornices rellenas de trufa negra dentro de una voul-au-vant con jus a manera de salsa preparado con el vino con el que lo sirven: Clos de Vougeot de chez Phillippe, cosecha 1845 

Luego, mezclum de lechuga, radichio y envidias con nueces y vinagreta francesa. El mismo vino. 

Selección de quesos, entre ellos roquefort. 

Un cake hermoso con cerezas frescas, frutas confitadas y una salsa dulce de algún licor acompañado del mismo vino. 

Frutas: Lechoza, piña, uvas, dátiles, higos; todo de excelente calidad. 


domingo, 4 de noviembre de 2012

No estamos dormidos


Ha muerto Agustín García Calvo (1926, Zamora -1 Noviembre 2012 Zamora) . Filósofo, dramaturgo, filólogo, catedrático de griego expulsado en tiempos de Franco junto a Aranguren y Tierno Galván, poeta, traductor, premio nacional de ensayo en 1990, y de literatura drámatica en 199, fundador de la editorial Lucina, en el casco histórico de la pequeña ciudad castellana. El zamorano García Calvo, me trae a la memoria a personas de su alrededor como Chicho Sánchez Ferlosio, Amancio Prada, su viuda Isabel. Y lugares como Valorio, el Ateneo, y los cuarteles de Viriato en Zamora. 


Capítulo aparte merece este sucedido, donde las gentes de la capital castellana en 1990, asaltaron de manera civilizada y sin militares dentro, las instalaciones del Ministerio de Defensa que se iban a usar como moneda de cambio en una operación inmobiliaria desde la Junta de Castilla y León. Tras esa toma pacifica, García Calvo fundó en ese espacio una Escuela de Sabiduria Popular,  compartiendo espacio con sus escuchantes-dialogantes desde el año 1994 a 1997 una vez por semana, a las maneras del machadiano Juan de Mairena.

De porte provocador, así le gustaba dialogar, desde la pregunta incomoda; ácrata, libertario, libre pensador, paseante, defensor del tren como medio de transporte. A caballo entre Madrid y la vieja Zamora, tan pronto escribía sobre la felicidad, el capitalismo, los viajes en tren, o la comuna antinacionalista zamorana. Con elegancia y retranca. Desde la enjundia y la reflexión permanente, terminando en la rebeldía y el No me da la gana. Leerle, escucharle y recordarle es todo un lujo y una necesidad en los tiempos que corren. Activo, siempre lúcido,animando a ser lo que somos.



Lecturas de los papeles


Cogemos por la mañana El País, o leemos Jot Down o el periódico local en la web y recorremos los desahucios  las escuelas de música muriendo lentamente o las bibliotecas pidiendo dinero (limosnas) a sus lectores usuarios. Nos están privando de la cultura tan necesaria para el alma. No se puede ir a Madrid al teatro, cuya entrada media subió a mas de  30 euros. Suben el cine, y nos roban los pequeños placeres de vivir. 



Las escuelas municipales de música y danza se fundaron en 1992 con la LOGSE, imitando el modelo europeo, aportaba   una idea compensatoria: música para todos, un modelo para aficionados que convivía con el de los profesionales centrado en los conservatorios. Si las escuelas desaparecen de la vida diaria de los municipios, desaparecen los valores que conlleva la practica musical: creatividad, socialización, reto personal, disfrute, ...elevando el nivel e interés por la cultura en el ocio de los ciudadanos. Sin una educación musical en las escuelas e institutos, unida a la desaparición de las escuelas de música y danza, volveremos a ser un vulgar país sin oído  y sin cultura y sensibilidad musical, donde solamente los pudientes puedan pagarse su formación y asistencia a conciertos.
Más penurias al trasunto de los despilfarros  Leo que hay buenos albañiles con oficio y sensatos arquitectos que lejos de la domótica, y sin afán alguno de hacerse ricos y alejados  en su metodología de las florituras nada funcionales, buscan la funcionalidad y el ahorro de los edificios. Sostenibilidad, sentido común, ahorro y versatilidad. La topografía al servicio del usuario. 

Al final necesitamos ser redes de gentes austeras, humildes y con otras maneras de vida. Ayudas entre nosotros. Contactos entre seres humanos, lejos de los amigos de facebook y similares. Trueques, bancos de tiempo, comunidad entre iguales...