miércoles, 20 de febrero de 2013

Aforismos, para nunca hablar por hablar


Jimmy Liao el  fascinante dibujante de Taiwan, nos regala esta imagen
para acompañar el aforismo de Fernando Aramburu, del que seguriremos escribiendo.




Revolucionarios del mundo, cuidado con la revolución sexual.
 Está comprobado que resta tiempo a todas las demás.

Charles Laughton

Nacido para interpretar. De físico poco propicio para la gran pantalla.  Estudió en una escuela pública jesuita. Sirvió en la I Guerra Mundial. Casado con la también excelente actriz Elsa Lanchaster, junto a la que trabajó en algunas peliculas memorables. Homosexual no declarado.Actor de teatro de inmejorable dicción que mejoró con los años. Trabajó en el mítico Old Vic y en Broadway. Pasó por los estudios de la gran época de Hollywood, pero siempre que podía volvía a las tablas con obras de Gogol, Chejov .... Nacido en 1899 en Scarborough (Inglaterra) y nacionalizado estadounidense, fue profesor de teatro desde los años 50 y realizaba girar gratuitas en las que deleitaba a los asistentes en veladas literarias leyendo sus lecturas preferidas.


Laughton y su compañera, esposa, y amiga Elsa Lanchaster
en la película "Testigo de cargo" adaptando y agrandando B. Wilder
 el relato de Agata Christie.

Inolvidables sus papeles en la gran pantalla: afeminado y decadente Nerón, su amoral Dr. Moreau, su tosco y despiadado amo de plantación de caucho, sus construcciones de personajes tan dispares como Rembrant, Enrique VIII, tiránico Capitan Bligh ...

En el teatro se metía en la piel del inspector Javert, o en cualquier Rey Shakesperiano deleitándose en los grandes matices. Su galería de voces, aspectos son un lujo para cualquiera que guste saborear grandes momentos de cine en VOS.
Pareja artística de Maureen O'Hara , a la que practicamente descubrió, en una ya mítica  y desconocida "Esta tierra es mía", y como no en "Esmeralda la Zíngara", donde sus talentos hacen de la novela de Victor Hugo una obra maestra.

Admirado por B.Wilder, odiado por Hitchcock. Para mi es el grandioso actor, con mayúsculas. Del que no me canso ni de escribir, ni de contemplar en VOS. Deseo volver en muchas ocasiones para seguir compartiendo más aspectos de la vida de este exigente camaleón. Este ha sido el primer post breve de varios sobre su densa biografía.