lunes, 5 de mayo de 2014

Portugal





Pasear por las empinadas cuestas de Lisboa, entre los tranvías,
amenazando lluvia desde ese cielo de nubes pintadas por Velazquez.
Oler el café y querer abrazar con las manos vacías los poemas de
alguno de los múltiples heterónimos de Fernando Pessoa
que encuentras por los diferentes barrios de la ciudad de la luz.
Sus miradores y sus atardeceres.
Los barberos te saludan al pasar,
sin duda no se equivocan, te conocen,
conocen a todos los forasteros que llevan prisa y gabardina
intentando leer un periódico a la vez que toman un café.
Los jardines, las callejas, el infinito divisar de la ciudad.
Nunca me siento turista, me siento uno más de los habitantes de este barrio de mi alma.
Escucho a Luis Pastor y a Jose Saramago.
Es 25 de abril y los claveles vuelven para siempre.
Rojos. En solapas y en mochilas encienden la mañana de la libertad.
Hasta pronto.
Muito obrigado




Eloy Sánchez Rosillo, poeta de lo pequeño

Tierra de nadie

Llega un momento, un día, en que nos encontramos
en mitad de la vida sin mañana ni ayer.
No somos los que fuimos y no damos el paso
hacia los que seremos y no queremos ser.

¿Qué ha sido de los sueños que soñé, que soñaba
cuando era yo un muchacho y era todo verdad?
No sé lo que ha pasado ni sé por qué se apagan
los antiguos afanes. Noy hay sueños que soñar.

El presente es apenas este cuarto en que escribo,
esta casa sin nadie, este silencio y 
estas horas monótonas, esta nada, este frío,
esta tarde de invierno y ese cielo tan gris.

Queda el recuerdo -es cierto- de los años aquellos
en que tuve ilusiones y tuve juventud.
Pero valen bien poco a veces los recuerdos.
Atardece deprisa. Ya declina la luz.

Eloy SÁNCHEZ ROSILLO 

Un poeta nacido en Murcia en 1948, poeta de los detalles, de la lentitud de los procesos naturales, de las cosas que de verdad merecen la pena. Poeta de lenguaje naturalista, de los ciclos, de los recuerdos y los paisajes cercanos.

EPITAFIO

Detened, caminantes, vuestros pasos.
Sabed que aquí reposa alguien que amara mucho
La hermosura del mundo: los árboles, los libros,
La música, el verano, las muchachas.
No preguntéis quién fue, ni desde cuándo
Es ya silencio, olvido de las cosas.
En la tierra que cubre sus despojos
Plácidamente descansad un rato.
Y proseguid después vuestro camino
Bajo el propicio sol que en su noche os desea.



Las fotografías son del autor del blog,realizadas en su viaje por Lisboa en abril del 2014


sábado, 5 de abril de 2014

My Way por Nina Simone


Nina Simone, cuyo Verdadero nombre fue Eunice Waymon (Tryon, Estados Unidos, 21 de febrero de 1933 - Carry-le-Rouet, Francia, 21 de abril de 2003), fue una de las figuras más extraordinarias e inclasificables de la música afroamericana . Educada en la neoyorquina Escuela de Música Julliard, comprobó que el color de piel fue siempre un muro demasiado grande contra el que luchar.  Idolatrada en Francia, ignorada en su país natal.  Defensora de los derechos civiles de los negros, mantuvo su estilo y los temas de club nocturno, alternando con algunas versiones,que ya son parte de la Historia de la música del Siglo XX. Su directos eran como su biografía y su estética, o una bomba o un zombi autómata sin la fuerza del directo. A mi me transmite sensaciones que me llevan donde su voz quiere. 

ninasimone.com


Hay que escribir


"Hay que escribir como si ya hubiésemos confirmado que nos vamos a morir"

Enrique Vila Matas

Fotos de El amanuense





The Grand Hotel Budapest


Otra obra de Wes Anderson. Esta vez con arquitectura de otro Siglo.  La Época de La Gran Europa de los balnearios, los Grandes Viajes, y la Cultura mezclada con los modales y los idiomas. Los hoteles como lugares de encuentro, vidas narradas, sueños y aventuras. El arranque de la película es soberbio, atrapa y pides que no decaiga el ritmo ni la fuerza. El peso de la Historia lo lleva Ralph Fiennes, secundado por un reparto de lujo: actrices y actores de reparto para la ocasión, que consiguen una obra hermosa, divertida, melancólica, llevada al límite del estilo personal de Wes, sin caer en el esperpento. El bigote dalianiano de Brodey, el miedo que mete su hermano Dafoe, la dulzura de unos personajes amenazados por el terrible y cruel nazismo ,contado todo en un tono de aventura, pero narrando historias de seres humanos. La casa de muñecas, que es ese hotel que me atrapa y me da ganas de no salir jamás de él. Afuera soplan malos vientos. Escucho al recordarla textos de Sandor Marai, y de La montaña mágica. Y nunca me canso de ver las delicias que rueda este director y que me huelen siempre a buen cine.

De Octavio Paz, por Sopeña y el Loco: Central Park


sábado, 15 de marzo de 2014

"14" Un relato que nos deja con mas hambre de lectura




Descubrí a Jean Echeznoz (Orange, diciembre, 1947) con "Ravel" y ahora por mera casualidad, ejemplar de "14" llegó a mis manos. No se cual fue la razón de que creyera que esta obra sobre la Iª Guerra Mundial era una novela de más de 500 páginas, y resulta que es todo lo contrario. Un breve relato. Miniatura desde el título. Concentrada, sin aspavientos, donde el vocabulario es rico, preciso, no sobra ni un adjetivo. Detallado intento de contar la estupidez bélica, y la historia de unos jóvenes que vieron rotas sus vidas, pensando que iban a una "batalla menor", y acabaron con su inocencia entre ratas, frío, trincheras, hambre y dolor.
Soñaban con volver a casa desde las filas, sanos en unas semanas y fueron 4 años de muertos, mutilados y atrocidades.
Me recuerda su tono narrativo a la gran "Seda" de Baricco.
Oigo su misma voz al leerlo. Poética en prosa. Belleza en cada renglón.
Frases sin diálogos.
Adjetivos bien situados, bien escogidos.
Nos pasea por el calor del agosto vacacional, la sonrisa joven, para hundirnos paginas mas allá en el frío y el gris horizonte, el dolor, el sueño, el hambre, y los cuerpos despedazados de la Guerra inútil y salvaje.
Sus 99 páginas son un espacio hecho a medida para contar de manera magistral una historia
sobre la soledad y fragilidad humana en el marco de la Primera Guerra Mundial.

domingo, 9 de marzo de 2014

El primer sol caido del cielo en Marzo



Haikus de Benedetti


Invierno invierno
el invierno me gusta
si hace calor



la mariposa
recordadá por siempre
que fue gusano

Paco el de Luzia y Jose el de la Isla (cañaillas)



En 1987, Camarón cantaba por París. Los Campos Elíseos estaban llenos de carteles que anunciaban cada 75 metros al de la Isla de San Fernando. Aquí imberbes los dos: Paco y Jose. Creo que una de las pocas veces que he visto reírse y relajado a Paco de Luzía (la Portuguesa) fue en esta foto de ambos. 


Moix, Ana María


También se nos marchó Ana María Moix ,
otra de las chicas de la generación de escritores y escritoras que se bebían la vida.
Matute, Barral, Ginferré, Gil de Biedma, Castellet...
La gauche divine.
Quedan sus libros, sus poemas,
sus vidas, su manera de salvarse de lo feo de la vida
con la literatura, con la amistad, con ese ir a la contra...


El último de los Panero: Leopoldo María

Se fue el más Panero de los Panero, el más convulso y extremo; el último de la saga de los tres hijos de  Felicidad (ironías de los nombres) Blanc (Madrid, 1913 – San Sebastián, 1990) y del  poeta Leopoldo Panero (1909–1962).Presentados en sociedad en la desagosegante película de Chavarri "El desencanto" rodada en la ciudad de Astorga (León) y que en la década de los 90 Ricardo Franco se fijaría de nuevo para filmar "Después de tantos años" (1994), pero esta vez sin la presencia de la madre, ya fallecida. Los vástagos ( Juan Luis (1942–2013), Leopoldo María (1948–2014) y José Moisés, «Michi» (1951–2004)  los tres heridos, elegidos por las letras, por el tabaco, el alcohol y el malditismo. Linaje al desnudo, repleto de conflictos.

Leopoldo María llevaba desde 1986 que ingresó en el psiquiátrico de Mondragón, conviviendo con su locura, escribiendo y fumando. Arrastraba su malditismo, su anti-franquismo, y su formación humanista. Probó las drogas y atacó desde sus escritos la hipocresía y falsedad que le rodeaba. 

Nos deja una inmensa obra poética y narrativa para seguir leyéndole. 


Poema Unas Palabras Para Peter Pan de Leopoldo Maria Panero
“No puedo ya ir contigo, Peter. He olvidado volar, y…
Wendy se levantó y encendió la luz: él
lanzó un grito de dolor… »
James Matthew Barrie, Peter Pan.

Pero conoceremos otras primaveras, cruzarán el cielo otros nombres -Jane, Margaret-. El desvío en la ruta, la visita a la Isla-Que-No-Existe, está previsto en el itinerario. Cruzarán el cielo otros nombres hasta ser llamados, uno tras otro, por la voz de la señora Darling (el barco pirata naufraga, Campanilla cae al suelo sin un grito, los Niños Extraviados vuelven el rostro a sus esposas o toman sus carteras de piel bajo el brazo, Billy el Tatuado saluda cortésmente, el señor Darling invita a todos ellos a tomar el té a las cinco). Las pieles de animales, el polvo mágico que necesitaba de la complicidad de un pensamiento, es puesto tras de la pizarra, en una habitación para ellos destinada en el n° 14 de una calle de Londres, en una habitación cuya luz ahora nadie enciende. Usted lleva razón, señor Darling, Peter Pan no existe, pero sí Wendy, Jane, Margaret y los Niños Extraviados. No hay nada detrás del espejo, tranquilícese, señor Darling, todo estaba previsto, todos ellos acudirán puntualmente a las cinco, nadie faltará a la mesa. Campanilla necesita a Wendy, las Sirenas a Jane, los Piratas a Margaret. Peter Pan no existe. «Peter Pan, ¿no lo sabías? Mi nombre es Wendy Darling». El río dejó hace tiempo la verde llanura, pero sigue su curso. Conocer el Sur, las Islas, nos ayudará, nos servirá de algo al fin y al cabo, durante el resto de la semana. Wendy, Wendy Darling. Deje ya de retorcerse el bigote, señor Darling, Peter Pan no es más que un nombre, un nombre más para pronunciar a solas, con voz queda, en la habitación a oscuras. Deje ya de retorcerse el bigote, todo quedará en unas lágrimas, en un sollozo apagado por la noche: todo está en orden, tranquilícese, señor Darling.

“Así se fundó Carnaby Street” 1970



jueves, 27 de febrero de 2014

Para decir hasta pronto a febrero...







CUANTO PUEDAS

Si imposible es hacer tu vida como quieres,
por lo menos esfuérzate
cuanto puedas en esto: no la envilezcas nunca
en contacto excesivo con el mundo,
con una excesiva frivolidad.

No la envilezcas 
en el tráfago inútil
o en el necio vacío
de la estupidez cotidiana,
y al cabo te resulte un huésped inoportuno.

K. Kavafis

Paco de Lucía, la guitarra española

De Paco de Lucía tengo algunos recuerdos que quiero compartir:

Montones de grabaciones con El Camarón, hasta la muerte de este,
dejaron constancia del virtuosismo de ambos

Le vi en una plaza de toros repleta por los ochenta. Le recuerdo introvertido, metido en si mismo. Tocando la guitarra como los ángeles. Apenas unos acordes y la gente se volvía loca. 

Solamente he tenido tres discos suyos: 

El mítico Entre dos aguas que ya escuchaba en el tocadiscos de mi padre. Una banda sonora que desde la infancia me acompañaba. Uno de mis primeros temas sin letra que se me metió en mi alma.

Un disco muy escuchado por mi en los primeros veranos adolescentes en Galicia: John Mc Laughin, Al Di Meola y el propio Paco. En vivo. Muy eléctrico. Repetirían casi quince años después en un estudio. Tres rarezas en aquella España que despertaba. Un disco con tanta magia. Fusión de estilos.




Y un tercero que era muy especial pues lo tuve como mantra muchos meses por los años 90 y es Zyrab, con entre otros, Manolo Sanlúcar a la guitarra, Chic Corea al piano. Una joya de disco.

Y bueno, ayer, día 26, sin avisar. Alejado del ruido, en una playa de Cancún, se fue para siempre el maestro de la guitarra. El corazón se le partió para siempre. Estaba disfrutando de la familia, de la calma, del pescaito con arroz. Gozando de su vida. Y todo se truncó. De él leí, que le llevaban, le comprometían; si por el fuera, estaría con los suyos sin moverse. 

sábado, 22 de febrero de 2014

Cine del bueno: Nebraska

Voy al cine, sin apenas saber de la peli. Dos intuiciones, una entrada y a la sala para disfrutar. Nebraska es una historia con miles de historias. Desolación, desorientación, buitres, silencios, muchos silencios y un paisaje que destaca más si cabe el paisanaje. Castilla-Nebraska. La estepa castellana y los silencios entre familiares se asemejan y mucho. El director, Alexander Payne, elige y dirige a unos actores y actrices que bordan el texto y encarnan sin estridencias al personaje. El guión es una gran partitura con silencios y fotografia en blanco y negro. La música que acompaña en este viaje, suena de fondo entre la dulzura, la sonrisa, la admiración y la incomodidad que sufrí como espectador contemplando esta profunda y gran historia. Una familia con un pasado bañado en alcohol, con miradas, voces y silencios. Un cruce de caminos y carreteras que como laberinto nunca termina. Ni la vejez, ni la demencia acaba con las historias personales. Una delicia.




Antonio Machado



75 años de la muerte del gran poeta. Murió el poeta lejos del hogar. Acompañado de su madre Ana Ruiz, de su hermano Jose y de su cuñada Matea Monedero. Hoy 22 de Febrero hace 75 de la muerte en Coillure,(un sencillo pueblo de pescadores) del poeta y profesor Antonio Machado. Había cruzado la frontera 26 días antes arrastarndo su cuerpo enfermo y su alma trsite y desolada por la España que dejaba atras. Corpus Barga les acompañaba, ayudando a la madre del poeta que apenas se tenía en pie.
Me encontré con su huella en Soria, hace muchos años, cuando tenía muy recientes sus poemas. En su casa de Segovia, en un septiembre asistiendo al primer Hay Festival.
Releo o recuerdo poemas con frecuencia. Escucho a Serrat musicando sus poemas. Leo al azar fragmentos de su Juan de Mairena. Siempre está por casa Don Antonio Machado...





sábado, 15 de febrero de 2014

Lo que nos rodea

El cine es bueno o malo según su nacionalidad.
Al menos eso han dicho algunos estos días pasados.
Sectarismo, no sé si político o de que índole.

La pobreza cada día avanza más.
Otros, los menos, cada vez más ricos.
Ni huelen el frió, ni el hambre, ni el IVA,
ni el paro,
emboscados en sus trajes de coraza y mala baba.


La televisión y sus programas
cada vez me produce más sonrojo
y vergüenza ajena.
La memoria no me alcanza a rememorar
programaciones semejantes
publicidad tan pueril y de tan mal gusto.
Tanta basura en alta definición.



Colores y el invierno



Los colores se pelean cuando están juntos,...
(La cita es de una escritora: T. ...juguemos a encontrarla)



La vida, o todo, algo que de repente se evapora

Fotografía de Ástur Hugo Montes


La fragilidad humana.
El destino que nos aguarda como especie.

La poesía del hombre desnudo, que quizá pensó que el  cambió 
del pánico por la angustia nos dejaría dormir mejor.
Dejamos de tener paciencia
como especie pensamos que podíamos manejar la naturaleza
para enriquecernos a corto plazo.
Olvidar nuestra pequeñez
subidos a las fugaces velocidades
de los Reinos de Occidente.
Sin modales, sin cortesías.
Arrebatando aquí y allá.
Sin pensar que puede llegarnos la noche cerrada.
La tiniebla más horrible.
La más densa y pegajosa.
El final.




viernes, 7 de febrero de 2014

The Beatles. 1969


Tras el largo invierno ya asoma el sol...
en nuestros corazones.
Las nubes están lejos y no dejan colores grises.
El alma se torna verde.



Luis Aragonés, ganador, hizo que la roja creyese que podía jugar bien y ganar

Caballero del fútbol. Entendía el fútbol con códigos de los de antes. De antes que el dinero corrompiera todo y llegaran los mercenarios. Trabajador. Hablaba claro. Vivía como hablaba. Tenía el fútbol en sus venas. Con chandal y cigarro. Motivador como comunicador. Personalidad arrolladora. Intentador de motivar.
Atlético hasta la médula. Se sacó la Roja de la chistera. Inventó el estilo que hizo a la selección española campeona del mundo. Y aún así los mezquinos le largaron tras hacer campeones de Europa en 2008 a una España que vivía el deporte rey como si fuésemos algo, y no se levantaba una copa desde 1964. Duro. Hosco. Cariñoso. Leal.
Castizo de Hortaleza. Pasó del tú al Usted. Creyó en sus 23 hombres a muerte, como hiciera cuando entrenaba al Barcelona de Alexanco del 87 (motín del Hesperia). Humor y motivación en sus charlas. Nadie saltaba sin compromiso al campo. Defender la camiseta a muerte. Equipo. Unión. Grupo. Entrega. Junto a Juanma Lillo, no he visto entrenador que entienda la humanidad del futbolista de la misma manera. Dos maneras de entrenar que confluyen en jugar bien al fútbol de manera colectiva.  Solamente la leucemia pudo con él. Se fue en silencio. Zapatones. Sabio. Socarrón. Ganador.



Dietrich, el buen cine, Laughton y Agatha






Es mejor que la novelita corta que escribió Agatha Christie, al menos, eso opinamos Don Tomás y yo que de eso sabe un poco. No parece de Willy Wilder. Charles Laughton está inconmensurable, como casi siempre. Marlene Dietrich, la guapa y enorme actriz, la noble dama homicida que el sagaz, orondo e infartado abogado Charles Laughton, en guiño de complicidad con Billy Wilder, decide defender al final de Testigo de cargo. Película sin estatuillas del tío Oscar. Blanco y negro del bueno. Una pena no encontrarla en VOS. Final de los buenos como en Agatha o en Hitchcock. En Garci y sus tertulianos dió para frases y comentarios memorables que circulan por Youtube...Esto viene a propósito de un trabajito de aficionado a la novela policíaca que escribo a dos manos con Don Tomás y que presentaremos en esa herramienta llamada Prezi. Escenas memorables. Elegancia, belleza y saber estar ante las cámaras. Dirección de actores magistral y no decepciona desde 1958.

Ahora más que nunca locos...


Ahora más que nunca locos.
Usadores de palabras ante los imprecisos.
La única ética es hacer lo que uno quiere.
Verdad, compromiso lejos de valores de usar y tirar que venden "los 
corderos que venden como lobos"
Sin miedos
(en esta vida de ida sin vuelta)
ante las inquietantes ilustraciones
que nos venden en los televisores
vamos a dibujar mariposas de fuego
para romper los helados infiernos que nos cubren.
Vida!!! Hay vida!!!!
La luz de los meses de invierno  inesperada y brillante
como escribió Panero.
Desde la estepa castellana, desde las playas mediterráneas,
desde las cumbres del norte
bajan los locos a tomar las riendas que los cuerdos
cogieron para ahogarnos.


Rubén Darío, invierno desde París





En invernales horas, mirad a Carolina.

Medio apelotonada, descansa en el sillón,

envuelta con su abrigo de marta cibelina

y no lejos del fuego que brilla en el salón.

El fino angora blanco junto a ella se reclina,

rozando con su hocico la falda de Alençón,

no lejos de las jarras de porcelana china

que medio oculta un biombo de seda del Japón.

Con sus sutiles filtros la invade un dulce sueño;

entro, sin hacer ruido; dejo mi abrigo gris;

voy a besar su rostro, rosado y halagüeño

como una rosa roja que fuera flor de lis.

Abre los ojos, mírame con su mirar risueño,

y en tanto cae la nieve del cielo de París.

De Frida Khalo

Llevo días sin escribir. Eso es lo que tiene la falta de tiempo.
El trabajo y los compromisos ineludibles.
El tiempo que nos derrota. Imposible luchar contra su elasticidad retardada.

S. estaba buscando imágenes para una camiseta que le encargó I
para una amiga.
México, Frida Kahlo (Coyoacán, 6 de julio de 1907 – Coyoacán, 13 de julio de 1954) , se entrecruzaban en su mente y en sus bocetos.
Ella, como Frida en su taller es un torbellino.
Lapices, cuadernos desordenadamente ordenados,
pintura, libros y siempre la música.
Geniales ambas.
Mujeres de desbordante creatividad.
La pintora mejicana vivió en la maravillosa Casa Azul de Coyoacán.
S. escucha mientras pinta a La Casa Azul.
Las dos adoran la vida.


Yo recordé imágenes y frases de un libro de Frida  K. que compré
en una librería de viejo hace unos tres años.